El Covid y la Patria

A los dominicanos ya no nos quedan inocentes ni entre las virtuosas, y menos en la clase política. Aquí no hay más inocentes que la Patria, pero ya ven Uds. cómo, y con cuánta irresponsabilidad ciudadana, excesos policiales y/o mezquindades políticas, entre todos la estamos matando de coronavirus, pobreza o desesperanza.

El coronavirus avanza con su manto de muerte, y el planeta entero es una sola incertidumbre. Japón detecta una nueva cepa del bicho distinta a las que han aparecido en Reino Unido y Sudáfrica, y lo peor, más infecciosa.  

Las malas nuevas no paran de llegar de Asía, África o Europa, mientras en el país mas de uno percibe cierta sensación de hartazgo ciudadano con síntomas de rebelión social de vocación suicida y sobre todo homicida, pues se está haciendo práctica común que los jóvenes y otros no tan jóvenes, irrespetando medidas de precaución, salgan a “bonchar”  en plan “juntadera full”, para luego  regresar al hogar y contagiar a unos padres y a veces hasta a unos abuelos para quienes el contagio puede significar la muerte.

Entre tanto, vemos en las redes cómo la Policía Nacional luce superada por la crisis, incapaz de actuar con respeto pero con firmeza. Hablo de imponer orden sin atropellar ni irrespetar pero a la vez, sin  permitirle a ningún ciudadano, incluido un Coronel militar, que le atropelle o irrespete.

En ese sentido, la Policía anda como el programa que conduce  Michael Miguel, De Extremo a Extremo, pasando de abusar a ser abusada, lo que es fácil confirmar con solo revisar las redes sociales e incluso los diarios tradicionales. Abusos policiales contra ciudadanos, y excesos ciudadanos contra la policía, que en ocasiones incluyen hasta recibir a las patrullas policiales a tiros y pedradas.

Si a esto le sumamos la mezquindad de una clase política incapaz de entender que la lucha por el poder debe tener como límite los intereses de la nación, entonces esto es “mucho con demasiado” y es lo que explica parcialmente el  “acumulo” de indignación y hartazgo.

Y no hay inocentes.

El PRM mientras era oposición tuvo un discurso sobre el manejo del coronavirus, el estado de emergencia y el toque de queda, del cual,  ahora gobierno, reniega, (cosas de guitarra y violín). Mientras la oposición, encabezada por el PLD en su versión morada, “no deja pasar una” para criticar los planes, decisiones y ejecuciones de las nuevas autoridades de salud. He ahí la Dominican Real Politik y sus miserias presentando sus peores credenciales al país.

En todo esto, no hay inocentes, salvo la Patria, ya dije, y ya ven Ustedes con cuánta irresponsabilidad ciudadana, excesos policiales y/o mezquindades políticas, la estamos matando de coronavirus, pobreza o desesperanza.

Exministro de Economía acepta reforma fiscal con la condición de que quienes tienen más, paguen más

“Se debe tener una discusión sobre pacto fiscal con una divisa: quienes tienen más que paguen más”, expuso Jiménez durante una entrevista Pablo McKinney en su programa televisivo “McKinney”, por Color Visión.

Santo Domingo.-El exministro de Economía, Juan Ariel Jiménez, consideró necesaria la reforma fiscal que impulsa el gobierno, pero afirmó que el punto central debe ser que quienes tienen más, deben pagar más.

Jiménez señaló que previo al debate sobre los contenidos de la reforma fiscal, hay que resolver el pacto eléctrico porque el subsidio gubernamental al sector energético es de alto costo para el Estado.

“Se debe tener una discusión sobre pacto fiscal con una divisa: quienes tienen más que paguen más”, expuso Jiménez durante una entrevista Pablo McKinney en su programa televisivo “McKinney”, por Color Visión.

Apuntó que es vital definir de dónde saldrán los fondos que necesita el Estado para “financiar el desarrollo” del país.

Asimismo, el exministro de Economía expresó que se impone una “mejora de la calidad del gasto”, que no es exclusiva del gobierno, sino de todos los actores de la sociedad.

Jiménez manifestó que por una mejor “salud y educación” para los dominicanos, “estamos dispuestos a ceder para hacer un mejor país”.

El también dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) manifestó que “ese pacto fiscal va a ser una experiencia interesante que va poner a prueba la madurez institucional de muchos grupos”, por lo que deseó éxitos al gobierno.

En cuanto a la situación que padece la República Dominicana por la pandemia mundial del coronavirus, Jiménez expresó que “el país va en recuperación, como el mundo, pero “aún no se puede cantar victoria”. “El gobierno tiene la mejor intención de buscar una solución a la situación de salud del país”, indicó Jiménez, tras lo cual señaló que “se han cometido errores como eso de mandar a todos los empleados públicos a trabajar. Era preferible mantener una parte en teletrabajo”, apuntó, para prevenir contagios masivos.

Igualmente, Jiménez estimó que “abrir cines fue otro error y tuvo consecuencias” de contagio de Covid.

Acerca del reconocimiento que hizo el actual ministro de Economía, Miguel Ceara Hatton a los programas diseñados por el anterior gobierno para hacer frente a los efectos sociales de la pandemia del Covid, Jiménez manifestó ciertamente ellos evitaron que 751,000 personas cayeran en la pobreza.

No obstante, indicó que si bien el diseño y la implementación de programas de asistencia fue parte importante de su gestión, reconoce que “fue un trabajo en equipo no solo del Ministerio de Economía, sino del Siuben (Sistema Único de Beneficiarios) y del Banco Reservas”.

El exfuncionario dijo que ese reconocimiento de las actuales autoridades a la pasada gestión es una muestra de madurez y una constatación de que se puede “superar el canibalismo político”, por lo que “cuando el gobierno haga las cosas bien, lo reconoceré; cuando lo haga mal, haré el señalamiento de manera decente”.

El Gobierno y el Club de los Pendejos

“… que uno ha insistido tanto en que el presidente Abinader imponga YA su visión y estilo de gobierno al resto del Gabinete para que, afinadito, en plan 4-40 , pueda enfrentarse por ejemplo, a una reforma fiscal donde será inevitable el aumento de la presión tributaria que, por supusto, no puede ser aplicada exclusivamente al Club de los Pendejos”. 

Contra los dueños del país no se atreve a actuar por eso mismo, porque son los dueños del país. 

Contra los sindicatos del transporte tampoco, porque ellos son fundamentales en las campañas electorales y gustan de “buscar muertos” que dañan la imagen de cualquier gobierno. 

Poco puede hacer, si afecta al turismo, porque junto a las remesas son la “niña de los ojos” para la estabilidad macroeconómica. 

Contra las grandes masas nacionales -barrialmente sublevadas- nada hay para hacer porque la entidad encargada de la labor es parte del problema y no de la solución. 

Ni hablar de hacer algo que contraríe al Boss, a La Embajada and friends, que no es una embajada sino el proconsulado imperial que ordena y manda. Desde 1930, pasando por el 1961, el 1978 y ahora el 2020, en nuestro país, todo cambio de gobierno importante ha sido -primero- una decisión de los místeres que, por cierto, avanzan en sus modos, pues han pasado de los  marines yankees de nudoso pañuelo a llamadas telefónicas, con nota de prensa incluida. 

Contra las iglesias y los dueños de los MC nada se puede hacer, porque todo gobierno que quiera seguir siéndolo debe evitar pelearse con gente que use sotana o que compre tinta y papel al por mayor. 

En fin que para realmente gobernar, a los gobiernos nuestros solo les queda la amplia clase media, fuente originaria del Club de los Pendejos, que carece de feligreses fanatizados, de asesinos al volante, una Embajada mandona, un hotelero intocable; y lo peor, sin grandes capitales para -vía sus medios de comunicación- crear estados de opinión que suben o bajan la popularidad de cualquier gobierno. 

El Club de los Pendejos no sabe ni le importa saber dónde quedan ya las escarpadas montañas de Quisqueya, lo he dicho antes, pero digital como es, el club sí tiene a mano el  location de todas las plazas del país. Ellas son su única arma, solo que la Embajada y sus amigos locales tienen las municiones. 

Es precisamente por todo lo anterior, que uno ha insistido tanto en que el presidente Abinader imponga YA su visión y estilo de gobierno al resto del Gabinete para que, afinadito, en plan 4-40 , pueda enfrentarse por ejemplo, a una reforma fiscal donde será inevitable el aumento de la presión tributaria que no puede ser aplicada exclusivamente al Club de los Pendejos. 

El “ciudadano Cero” de Sabina y el Niño de la calle 13 de René se encuentran.

Esta es la historia del encuentro en las calles de Santo Domingo, del “Ciudadano Cero” de J. Sabina (“que tuvo por escuela una prisión y por familia un colmadón y una mesa de billar“, con el niño al que canta René Residente “A esta hora exactamente”, y cuya vida “es como un circo, pero sin payasos, / algo que existe, que parece de mentira./ Algo sin vida pero que respira”.

Cuando se habla del aumento de los casos de violencia en el país, muchos piensan en la familia, en la debilidad institucional o en el mal ejemplo de la corrupción con impunidad, y tienen razón. Solo que a estos razones, ahora debemos añadir los efectos del cambio de expectativas y aspiraciones de nuestros jóvenes y adultos.

Es así como nos encontramos con un joven/ hombre light/, como lo definió el psiquiatra español Enrique Rojas, a quien la sociedad, la publicidad, y el consumismo tan dominante en estos tiempos, le ha enseñado que para SER (para existir) primero hay  TENER. Y uno añade que, además de tener, hay que EXHIBIR y aparentar, y para hacerlo las redes sociales son el escaparate por excelencia. Instagram, por ejemplo. 

No es exactamente cierto que la mayoría de los robos y asesinatos se cometen en el país ocurren porque alguien, de tan pobre, no tiene un pan para comer. No. No es un pan lo que busca el joven que hoy te asaltará a cualquier hora y en cualquier lugar de Santo Domingo, sino dinero para comprar los tenis de Lebrón, el último Smartphone, un porro, o la penúltima raya de cocaína. 

Hablo del joven que, magistralmente nos presentó el Residente René Calle 13, en su aporte a la versión que. de la canción “Hay un niño en la calle”, de Armando Tejada Gómez. grabará en su despedida, Mercedes Sosa. Así nos habla el joven de René: Cuando cae la noche duermo despierto/ Un ojo cerrado y el otro abierto/ Por si los tigres me escupen un balazo/. Mi vida es como un circo, pero sin payasos. Yo soy un elemento más del paisaje./ Los recibos de la calle son mi camuflaje/ como algo que existe, que parece de mentira./ Algo sin vida pero que respira”.

Les presento al Ciudadano Cero que este sociedad y sus valores perdidos han creado. Ese al que Joaquín define como un macarra de ceñido pantalón, (…) hijo de la derrota y el alcohol. Sobrino del dolor, un primo hermano de la necesidad/ que tuvo por escuela una prisión y por familia y por maestra, un colmadón y una mesa de billar”. 

Entonces, sólo era asunto de tiempo que el chico de la calle 13 de René se encontrará en las calle de Libertad 10 de Santo Dominigo, que es el mismo Ciudadano Cero de Sabina, y salieran en caravana de pistola y navaja a tomar las calles de Santo Domingo. ¡Sálvese quien pueda! 

Claro que podemos, Altice

Logros son del pueblo dominicano y no de España, aunque a muchos les cueste celebrarlos por lo tanto que lloran sus fracasos, incapaces de entender que ellos (los fracasos) solo son ensayos para el éxito, como a ve­ces es la ausencia un ensayo para el olvido“.

Siempre llama mi atención, la valora­ción tan pesimista que muchos domi­nicanos tienen de su país y de sí mis­mos. Lo prestos que estamos siempre para echarnos en cara nuestra defi­ciencias, y lo mucho que nos cuesta reconocer nuestros avances. Tengo ejemplos.

Podría comenzar diciendo que, por com­promisos asumidos previamente con la felici­dad que es el mar, ayer no pude asistir al acto en donde el Presidente Abinader entregó el carnet de acreditación al afiliado del SENASA número dos millones. Recordar que recientemente en mi programa de televisión, el experto y director de EDUCA, Darwin Caraballo consideró que el modelo educativo aplicado por el Ministerio du­rante la pandemia: “Aprendiendo en casa pre­servando la salud”, tiene vocación de exporta­ción, e informó que al conocerlo, la UNESCO juzgó importante exponerlo al mundo, por lo que organizó una reunión con los 144 países miembros, en donde República Dominicana fue el único país que expuso su modelo, califica­do como innovador y creativo por la utilización de todas las herramientas que ofrece la tecnolo­gía para el proceso educativo, combinado con la presencia de los docentes en la escuelas y el apoyo a las familias más carenciadas.

En fin, un excelente modelo educativo con un gran defecto: no fue diseñado por un John Jefferson Smith, ni por Albert Sigmund Aden­auer, sino por el actual ministro y campesino su­reño, doctor Roberto Fulcar y su equipo, por lo que reconocerlo es, sino imposible, sumamente doloroso para muchos. Entre otras razones, por ese pesimis­mo que heredamos de Iberia los dominicanos, en nuestra condición de andaluces pasados por África.

Si algo faltaba, el ministerio de Industria y Comercio in­forma que el sector de Zonas Francas como el de la Construcción o las remesas ha logrado su­perar -en tiempos de Covid- el crecimiento del año pasado, en igual periodo.

Logros son del pueblo dominicano y no de España, aunque a muchos les cueste celebrarlos por lo tanto que lloran sus fracasos, incapaces de entender que ellos solo son ensayos para el éxito, como a ve­ces es la ausencia un ensayo para el olvido.

Cuanto antes, los dominicanos debemos de­jar brotar el ego cubano-argentino, que todo ser humano lleva dentro. Necesitamos terapia urgente de esa amiga, a la que su abuela le heredó un ego tan sano, que todos sus amigos, con sana envidia, pedimos a Dios que se lo bendiga, sí, pero que, por favor, no se lo aumente. Don Cristhian Geomar Jímenez y García sabe de eso.

Cronicanto a ELLA (La Corrupción)

“Menos mal que en las entrañas de los dos monstruos imperiales de entonces, USA-URSS, aprendió uno, que no se trata­ba de hacer una revolución para alcanzar la democracia, sino de lograr la democracia para, desde su libertad, hacer la única revo­lución posible: la revolución del ejemplo”.

Superados ya los 100 días de go­bierno, es la hora de advertir a los gubernamentales amigos y, para hacerlo, nada mejor que ha­blar de ELLA que ha sido siempre la gran tentación de todas las administra­ciones que hemos tenido.

Más de un antiguo funcionario me ha contado que ELLA tienta con sus ojos bru­jos para que nos rindamos a los horizonta­les beneficios de su cuerpo, que en este caso no son otros que el cielo del dinero, el cínico reconocimiento en las páginas sociales, el falso tratamiento VIP en todo puticlub de alta o baja categoría, en los de buena o los de mala muerte que, co­mo se sabe gracias al maestro, siempre han sido los mejores.

Superados los 100 días, ya dije, ningún consejo mejor para nuestros escasos y vera­ces gubernamentales amigos, que advertir­les de la existencia de ELLA que representa el mayor peligro, la ma­yor incitación al desvarío, a la traición a los principios que sustentan lo que somos, ¡ay!, que uno, como Umbral, empieza de incen­diario en el liceo del pueblo, y termina de bombero frente a estos partidos, por la democracia y desde estos diarios, emisoras, cana­les de televisión.

Menos mal que en las entrañas de los dos monstruos imperiales de entonces, USA-URSS, aprendió uno, que no se trata­ba de hacer una revolución para alcanzar la democracia, sino de lograr la democracia para desde su libertad hacer la única revo­lución posible: la revolución del ejemplo.

En una patria sin controles sociales y con la impunidad como estandarte, cada cua­tro años surge Ella, la más cautivadora de una sociedad que sólo te reconoce si antes le demuestras que, tentado por su cumbres, la hiciste tuya alguna vez. Pero ¡Cuidado!, no me malinterpreten, que no estoy hablando de “hacerla tuya”, frente a la luna del sur, en las terrenas de punta y cana, ni en esa mesa de ne­gro, ni en ese diván tan blanco, sino de “ha­cerla tuya” con mafias de contubernios, prevaricación, sobreprecio y descaro, cosas que nada tienen que ver con el santo forni­cio, es decir, con el bendito amor y sus horizontales consecuencias.

En fin, y concluyendo, digo aquí que de la gran tentación que es ELLA, LA CORRUPCIÓN, tendrán que cuidarse los funcionarios de esta administración.

Y ojalá y lo quiera Dios, el del presidente Luis Abinader sea un buen gobierno. Y si va a ser malo, que sea entonces un mal gobier­no de hombres honestos.

PD: Tócala otra vez, José Alfredo, tócala otra vez: “Ella quiso quedarse cuando vio mi tristeza, pero ya estaba escrito….”

La gran incógnita

!Y que nunca más se alcance la gobernabilidad al alto precio de la impunidad!

Indignadas e informadas como nunca antes, las grandes mayorías nacionales piden al gobierno hacer lo que en 176 años nunca se ha hecho ante la corrupción: Justicia.

Llegada la democracia con el gobierno del PRD, en 1978, la promesa era la libertad y, tan urgente, que, una vez más y como siempre, nos olvidamos de la corrupción, y todo porque aquí, la gobernabilidad casi siempre se ha alcanzado al alto precio de la impunidad.

Fue así como, gracias a una repetida “política de borrón y cuenta nueva”, la corrupción en vez de disminuir fue en aumento, y un próximo gobierno fue siempre más corrupto que el anterior, y no por un asunto de ética sino de falta de experiencia. Fue por esto que los dos primeros años del gobierno del PRD de 1978, y el del PLD en 1996, (un gobierno colegiado, en plan triunvirato Fernández, Medina, Montás, y sin caudillo todavía) fueron tan poco sonoros en el tema de la corrupción, lo que se explica porque sin el debido know-how había que crear de cero los equipos de Corrupción S. A., con personajes de un sector privado del que decimos lo mismo que de la clase política: que en su seno, como en la canción “Fiesta” de Serrat, hay “nobles y villanos, prohombres y gusanos” a quienes en cada gobierno “encuentra el sol, a la sombra de un farol, empapados en alchol”, pero no “manoseando a una muchacha” sino violando al erario, las riquezas nacionales.

De gobierno a gobierno, la política dominicana se ha ido convirtiendo en un vulgar asunto empresarial de inversión para posteriores ganancias, mientras la corrupción se ha “democratizado”, inoculando a la sociedad de un C-19-D (Covid-19 Delincuente) que financia partidos, y hace ganar a legisladores y alcaldes.

Ante esta realidad, surge la gran incógnita, pregunta o desafío: ¿Logrará el nuevo gobierno y su ministerio público romper el viejo contrato de impunidad de nuestras élites político-empresariales? Claro que hablo de unas élites que por décadas han logrado convertir la lucha contra la corrupción en un espectáculo mediático de venganzas, atropellos, y finalmente de impunidad, que es lo que jode. He ahí el gran desafío.

Los ciudadanos no queremos a unos encartados humillados pero que finalmente queden impunes, como siempre ha ocurrido. No. Uno reclama Justicia para todos los encartados, “que están o están llegando”, cuyos casos hay que continuar hasta que adquieran la categoría de la cosa -o vaina- definitivamente juzgada (!Culpables o inocentes!), para que nunca más se alcance la gobernabilidad al alto precio de la impunidad.

EDUCA destaca aceptacióndel modelo dominicano de educación en la pandemia

El director ejecutivo EDUCA (Acción Empresarial por la educación), Darwin Caraballo   afirmó que esa institución respalda el modelo aplicado por el Ministerio de Educación en la pandemia, “Aprendiendo en casa preservando la salud”, que es dominicano y fue pensado y diseñado a partir de la realidad del país y de los insumos que tenían los hogares dominicanos.

Entrevistado por Pablo McKinney en su programa sabatino por Color Visión, el experto consideró que la propuesta dominicana tiene vocación de exportación y citó que la UNESCO la conoció y juzgó importante exponerla al mundo, por lo que en una RECIENTE reunión de 144 países, “la República Dominicana fue el único país que expuso”. Y añadió: “Es un modelo innovador, creativo, y no está dentro de los cánones  que la academia más ortodoxa hubiese planteado, como son la televisión, WhatsApp, telefonía celular, la presencia de los docentes en la escuela, la radio”.

Reveló que esa aplicación multiplataforma no se ha aplicado todavía en ningún otro contexto, salvo en República Dominicana.

Caraballo dijo que las destrezas y el buen desempeño de los profesores aplicando el modelo es sorprendente, porque han exhibido valores didácticos impresionantes. “Algo que ha mostrado esta situación es que la escuela transciende a lo que es el aula de un edificio y que ese talento de un profesor que antes era aprovechado por 35 alumnos en una aula, ahora lo aprovechan miles de niños del país y del exterior”, estimó el director ejecutivo de Educa.

Estimó que este es un gran cambio para dar un salto cualitativo que sería mayor si se proporcionan espacios abiertos para que los alumnos y maestros puedan intercambiar directamente en número reducido.

Dijo que Educa plantea que la educación después de la pandemia va a ser híbrida en el mundo, combinando todos los espacios y equipos.

Consideró que las autoridades tienen el reto de evitar la deserción escolar, porque ya se estima que 28 millones no volverán a la escuela después de la pandemia.

No descartó que en algunas localidades se pueda impartir docencia de manera presencial por los bajos registros de afectados, pero advirtió que es necesario ser flexibles de acuerdo con la situación de la enfermedad.

Caraballo sintetizó diciendo que dado que la educación es un acto social afectivo, la presencialidad debe ir “tan adelante como se pueda y tan atrás como sea necesario de acuerdo a los niveles de infección de cada localidad”.

Por otra parte, Caraballo afirmó que la situación provocada por la pandemia del coronavirus ha resultado en un cambio de época poniendo al mundo de cabeza y acelerando procesos de transformación que en otras condiciones hubiesen necesitado décadas.

La pandemia está modificando las conductas en todas las áreas, dijo Caraballo, y citó que la CEPAL pronostica que “este año 2020 será el de peor caída del Producto Interno Bruto de toda la historia de América Latina”, por encima del 8%.

Igualmente se refirió a los efectos sobre la salud, donde está muriendo la gente por virus.

“En el caso de la educación, desde la pandemia más de 1,400 millones de niños en todo el mundo fueron afectados”, explicó, para de inmediato recordar que la primera medida fue el cierre de las escuelas para reducir las posibilidades de contagio.

Caraballo recordó que cuando estalló la crisis sanitaria por el Covid-19, fueron 166 los países que cerraron sus centros educativos por temor a los efectos de la enfermedad.

Señaló que algunos países utilizaron la educación a distancia durante un tiempo, la evaluaron y hallaron que con ese método los estudiantes aprendieron muy poco y los que lo lograron eran los que tenían mejores condiciones materiales, “por lo tanto, la brecha de desigualdad económica y de conocimiento, se amplió de manera dramática”.

Estudio del Instituto Pasteur. Citó un estudio realizado en Francia por expertos del Instituto Pasteur para determinar la relación Covid-Educación y el resultado fue que en las localidades donde las escuelas cerraron y donde permanecieron abiertas “no hubo ningún cambio con relación a la enfermedad”.

También el estudio encontró que la enfermedad afecta mucho menos a los niños, menos del 5% de los infectados son niños, con el 49% de asintomáticos y los restantes solo sienten un leve dolor de cabeza o diarreas ocasionales y los menores de 12 años no son vectores de contagio como se pensaba.

“El Instituto Pasteur encontró que cuando los niños se enfermaron de Covid, el contagio se produjo dentro del hogar, no fuera, porque los adultos salen fuera a trabajar, van al supermercado, se juntan con otros adultos, se cuidan, pero cuando llegan al hogar se quitan la mascarilla, se relajan, sus hijos los abrazan y allí se generan los contagios”, explicó el director ejecutivo de EDUCA. 

Domingo 6 diciembre 2020.- 

Contra la corrupción estamos todos… o casi todos.

Justicia para algún día dejar de ser la gran incitación a la delincuencia que por décadas y gobiernos de latrocinios impunes hemos sido”.

Puede ser por un compromiso ciu­dadano o por tanta indignación acumulada. Puede ser por des­memoria conveniente o mez­quindad política, pero el caso es que aquí, contra la corrupción estamos todos… o casi todos. Incluidos, los que en su paso por la admi­nistración pública levantaron sospechas, de­jaron secuelas, auditorías visuales que de­bieron ser investigadas y en chisme de colmadón se quedaron.

Si lo que se quiere es investigar bien para elaborar buenos expedientes y lograr conde­nas definitivas, el PEPCA debe evitar conver­tir a los investigados en víctimas de sus excesos, y no correr riesgos innecesarios que puedan des­prestigiar el proceso. ¿Qué impide citar a un ciudadano, interrogarlo y dejarlo detenido?

Contra la corrupción estamos todos o casi todos. Y digo más. El procurador adjunto, Wilson Camacho, debe saber, y sé que lo sabe, que hoy ostenta ese car­go, -además de por sus méritos, capacida­des y experiencia-, gracias a los abusos y excesos del Ministerio Publico del pasado gobierno, -el más grave y atroz de ellos co­metido contra la hoy procuradora gene­ral Miriam Germán-, y gracias también a todo lo que en materia de impunidad vi­vió el país en diferentes momentos de los gobiernos peledeístas de Leonel Fernán­dez (2004-2012) y los de Danilo Medina (2012-2020). El PLD al dividirse venció al PLD.

La impunidad es la gran sombra de unos gobiernos peledeístas que tuvieron luces y aciertos que Fernández y Medina conocen como nadie, por lo que uno de ellos no pue­de ser culpable o héroe si el otro es inocen­te o traidor, y también viceversa. Citemos a Monterroso: “Cuando despertó, el dinosau­rio todavía estaba allí”.

Por su parte, el PRM, a quien la guerra sino-estadounidense y el aloque full de los dos PLD en verde y en morado (-muerteci­tos de éxitos y ahítos de tanto ganar siem­pre-) han ofrecido la oportunidad de su existencia, debe ahora convencernos -ese PRM- de que, ya gobierno, será capaz de frenar la rueda de una corrupción que en el siglo XVI inicio un amante mulato de Leonor de Ovando durante el proceso de licitación para la construcción del acue­ducto de la Zona Colonial, y desde enton­ces no se ha detenido jamás sino todo lo contrario. 

Vístase despacio que tenemos prisa, Ma­gistrado Camacho. No es victimización, ni venganza lo que necesita esta sociedad, sino justicia, con debido proceso y presunción de ino­cencia. 

Justicia para algún día dejar de ser la gran incitación a la delincuencia que por décadas y gobiernos de latrocinios impunes hemos sido.

OBRAS PÚBLICAS TIENE EN CARPETA 400 CONSTRUCCIONES DE GRAN IMPACTO PARA EL PAÍS

CONFIRMA CIRCUNVALACIÓN DE BANÍ ESTARÁ LISTA EN EL PRIMER TRIMESTRE DE 2022.

El ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención, afirmó que tiene en carpeta 400 proyectos de infraestructuras viales en todo el país que tendrán un gran impacto, entre los que se incluyen la reconstrucción de la autopista Duarte, 40 obras para Hato Mayor y la terminación de la Circunvalación de Baní.

Sobre la Circunvalación de Baní, Ascención prometió que estará lista en el primer trimestre del año 2022 y tendrá un gran impacto en la circulación por la provincia porque representará un ahorro de 25 minutos para los conductores que viajen hacia la región Sur.

Igualmente, el funcionario señaló que la nueva vía significará un aporte importante para relanzar el turismo en la provincia porque se construirá por la parte sur de la ciudad, que es la zona donde se ubican los establecimientos para recibir a visitantes.

Informó que “estamos disponiendo una parte de los recursos y a través de RD Vial vamos a disponer de recursos porque en un punto, la circunvalación va a tener peaje”.

Ascención dijo que en el presupuesto de 2021 hay recursos importantes para la Circunvalación de Baní y RD-Vial aprobó fondos para su construcción.

En lo relativo a la gestión de las obras de infraestructura, Ascención expresó que “hemos asumido la supervisión propia además de la privada”, para lo que se están reestructurando el laboratorio de suelos y de materiales, porque para garantizar la calidad de las obras y su presupuesto.

En cuanto a la asignación de las obras del Estado, el ministro señaló que antes “en la mayoría de las obras que se licitaban, había una coletilla” para que el constructor hiciera el diseño. “Ahora el diseño básico lo hacemos nosotros y el presupuesto base también, apuntó Ascención, al ser entrevistado en el programa televisivo “McKinney”, por Color Visión.

El funcionario prometió que desde su cargo “haremos que se cumplan los contratos” de constructores privados, lo que garantizará a partir de la supervisión propio.

Acerca de la contratación y compra de asfaltado, Ascención expresó que ya  terminó el régimen de adendas a los contratos que venían desde el 2003, lo que ha representado un ahorro de 10 millones de dólares anuales para el Ministerio porque ahora compran ese material a más bajo precio.

Autopista Duarte

Sobre la reconstrucción de la autopista Duarte, el Ministro destacó que se trata de una obra muy significativa porque por esa vía transitan cada día 15,000 vehículos y une a más de seis millones de personas entre 14 provincias del Cibao y la capital.

Explicó que uno de los temas básicos es garantizar la seguridad para evitar accidentes e incidentes en la autopista Duarte, para lo que “vamos a eliminar los cruces ilegales y en su lugar construiremos retornos inteligentes, con pasos vehiculares y peatonales”.

Igualmente, informó que “se va a iluminar a la vía en sus puntos más peligrosos” y se colocará la señalización desde el principio hasta el final.

Además, se contará con un servicio ampliado del personal de la Comisión Militar y Policial de Obras Públicas (Comipol) para mejorar la asistencia a la ciudadanía en las carreteras.

Sobre este servicio, Ascención manifestó que en los primeros cien días de gobierno han dado 80,000 asistencias viales y que disponen de 39 ambulancias y personal para ayudar a los conductores que se quedan en las carreteras.

Destacó que en los primeros cien días de gobierno, 10,000 conductores han sido asistidos porque se quedaron en la carretera por falta gasolina