La frase viene de esa infancia en la que más de un muchacho “malcriao” escuchó la voz amenazante de su madre cuando le decía: “Sigue llorando sin motivo y te daré razones para hacerlo”. (…) “Sigue comprando números con tus malacrianzas… y te vas a sacar una pela”.

Pues mire Usted que como ese muchacho respondón anda hoy el país nacional, sumando razones para “sacarse” la pela del caos; comprando los números de la rifa de una anarquía social hija de la peor anomia que nos podría llevar a los brazos traicioneros (como los “Plazos” del bolero de Celia Cruz, pero peor) de un Donald Bolsonaro Berlusconi, (alias, Jair Trump, El Silvio) que anduvo por Italia, sigue en Estados Unidos y acaba de llegar a Brasil.

Los dominicanos estamos comprando los números de la rifa de una gran crisis política que arrastraría nuestra economía y también viceversa.

Es por esto por lo que uno había pedido reiteradamente a don Pepín Corripio la entrega “inmediata y ya” de la encuesta Gallup-HOY correspondiente que, con las buenas artes de la demoscopia, convierte en números y porcentajes nuestras percepciones y temores. Por ejemplo, según el estudio, las instituciones fundamentales de la democracia (partidos políticos, tribunales, Congreso, Policía, cabildos, gobierno central, Presidencia de la República y Tribunal Constitucional) son las que generan menor confianza entre los ciudadanos consultados, al punto de ninguna lograr superar la barrera del 50% de aceptación. Pero hay más: Ocho de cada diez consultados consideran que el país necesita un gran cambio radical (45.7%) o un gran cambio (35.6%); un 65% está insatisfecho con la democracia, el 48.4% considera que no funciona, y apenas un 7% cree que sí funciona bien.

Por todos estos temores convertidos en datos que los acercan a la realidad, es que cada uno y cada cual, desde su personal trinchera, debe hacer ¡YA! lo que tenga que hacer por nuestra democracia, no vaya a ser vaina y llegue el día en que tengamos que andar por Miami, New York o Madrid citando -vencidos y entre lamentos- al bíblico machista-leninista de Jeremías, por aquello de “no llorar como mujeres…”.

A pesar de los avances y alcances de la política social del gobierno, o los buenos números de nuestra economía, cada año disminuye la confianza del ciudadano dominicano en tiempos en los que la alternativa a la democracia no es la posibilidad de su mejoramiento y profundización, sino ese populismo irresponsable y “arrabalizador” que Donaldo Bolsonaro Berlusconi (alias Jair, El Silvio Trump) simboliza.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s