A Felipe “Ney” Ciprián.

Ya le explico: Se trata de que, a quienes plantean posiciones políticas que contradicen las suyas, usted les “suelte” sus argumentos, pero no les suelte sus perros. Hablo de “soltar los perros” de la maledicencia a partir de medias verdades y manipulaciones enteras, que es lo que viene ocurriendo desde el PLD de Leonel Fernández en contra del periodista Felipe Ciprián y su familia, y todo por sus planteamientos en su análisis político de cada viernes en este diario. ¡Y así no podemos, así no podemos!

Por suerte, todo el que ha conocido a Felipe le reconoce su condición de hombre íntegro, ético y radicalmente honesto, por lo que no es de gente sana ni buena diseñarle toda una campaña de descalificación por el hecho de brindar -desde hace años- sus servicios de periodista, editor y corrector de estilo a una agencia del Estado. Nótese que hablo de brindar un servicio, de TRABAJAR que es muy diferente a COBRAR, lo que remite a otra cosa. Ciprián es uno de los mejores editores, correctores de estilo que conozco. Incluso, ha sido el corrector de casi todos mis libros. A la campaña en su contra se ha añadido la “acusación” de que su hija trabaja en el Estado, y otra vez lo mismo: dije trabajar, no cobrar.

Todo esto se agrava porque en los tiempos de la posverdad en los que vivimos, ya nadie confirma ni contrasta nada y existe absoluta libertad de difamación con total impunidad.

Uno hace esta advertencia pública a su profesor Leonel Fernández, porque siempre (para ser más exactos, desde aquel verano uasdiano de 1981) ha reconocido en él a un caballero de demostrado talante democrático, incapaz de hacer, -y menos contra un periodista-, lo que hoy hace parte de su equipo y por segunda vez en tres meses, contra un hacedor de diarios que no es más, pero ¡Cuidado!, tampoco es menos honesto que la suma de todos los peledeístas y sus vecinos.

Y mientras anda uno moraítode indignación por todo esto, el otro PLD, el del presidente Medina, presenta un striptease político sin Marilyn Monroe, en donde Lucía Medina -espontáneamente- asegura que todo está listo para que pueda el PLD “perpetuarse en el poder”, Euclides Gutiérrez Félix reparte boches como quien ve llover, Gonzalo Castillo manda a callar a sus colegas ministros como si nada, y José Ramón Peralta dice respetar a los que no están de acuerdo con otra reelección del presidente, pero sin dejar de señalarles su “imprudencia” por contradecirlo, lo que es imposible porque -lamentablemente- hasta este momento el mandatario no ha dicho nada. Es aquí donde, vencido, uno acude a la playlist de su phone para escuchar el lamento sentido de Roberto Goyeneche:  “¡Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao. No ves que va la luna rodando por Callao”

¡Están piantaos!

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s