Cuidar el árbitro para jugar en paz

¡SERÍA FANTÁSTICO! – Nuestra deuda social acumulada es más grande que el ego de un porteño. ¡Y eso es decir! Revisar las inversiones sociales de los últimos 15 años debería llevar a la conclusión de que este es un país donde existe, por ejemplo, una amplia clase media sin problemas materiales fundamentales, una décima parte de la población en la pobreza, más una “mínima minoría” (muy pequeñita) riquísima que no sabe en qué gastar el dinero. ¡ASÍ DEBERÍA SER Y SERÍA FANTASTICO QUE ASÍ FUERA! Pero no. La sociedad dominicana está marcada por la injusta distribución de una riqueza que una buena parte de la población solo disfruta en estadísticas; al fin y al cabo, un alto crecimiento del PIB sin justa distribución de la riqueza es algo así como “morir de sed junto a la fuente”, ay, cuadrarse bien, pero poncharse; operar con presteza pero que se nos muera el paciente. No olvidemos las palabras de Robert Kennedy sobre el Producto Interno Bruto: “EL PIB NO REFLEJA LA SALUD DE NUESTROS HIJOS, LA CALIDAD DE NUESTRA EDUCACIÓN, (…) NI LA BELLEZA DE NUESTRA POESÍA, NI LA SOLIDEZ DE NUESTROS MATRIMONIOS (…) EN UNA PALABRA: EL PIB LO MIDE TODO EXCEPTO LO QUE HACE QUE VALGA LA PENA VIVIR LA VIDA”.

UN BUEN EJEMPLO. – El costo de las primarias de los partidos es un buen ejemplo de todo lo anterior, de nuestras contradicciones y mentalidad de “nuevo rico” a la hora de definir nuestras prioridades y de invertir los recursos públicos. Como quiera que se mire o calcule, mil 449 millones de pesos (RD$1,449,000,000.00) es una cifra desorbitante para organizar unas primarias no importa el tamaño del partido. Pero el asunto es más grave: En un país en donde la informalidad de la economía supera el 55 por ciento, y la inseguridad ciudadana es una peste que -en parte- se explica por la falta de recursos económicos para profesionalizar la Policía Nacional y todo el sistema de justicia; y el agua de Baní está contaminada de pseudomonas porque la planta de tratamiento de allí funciona; en un país así, se va a utilizar el muy costoso (y cuestionado) voto electrónico en las próximas elecciones generales de febrero y mayo.

 VOTO ELECTRÓNICO. – Gracias a la presidente de Transparencia Internacional, Delia Ferreira Rubio, que el pasado miércoles estuvo en el almuerzo del Grupo Corripio, sabemos que “DE LOS 20 PAÍSES MÁS DESARROLLADOS DEL MUNDO, EL ÚNICO QUE USA EL VOTO ELECTRÓNICO ES ESTADOS UNIDOS, Y NO EN TODO EL TERRITORIO, SINO PARA EL 35 POR CIENTO DE SUS ELECTORES. ADEMÁS, DE TODO EL MUNDO, SOLO VENEZUELA, BRASIL, LA INDIA Y LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO UTILIZAN EL VOTO ELECTRÓNICO EN SUS PROCESOS ELECTORES Y EN TODOS ELLOS SE HAN REGISTRADO DENUNCIAS DE ANOMALÍA E IRREGULARIDADES”. Mientras que, en la inmensamente rica e institucionalizada Alemania, la Corte Constitucional declaró inconstitucional el voto electrónico. “¿Y entonces? ¿Cómo es posible?  ¿De dónde ha salido está canción?”, don Pedro. El voto electrónico es un lujo que un país de nuestras carencias y niveles de desconfianza hacia la democracia y sus instituciones, incluida la JCE, no puede ni debe darse.

LEY DE PARTIDOS. – La JCE, debe hilar fino y extremar los cuidados en todo lo que pueda afectar su credibilidad y los niveles de confianza del ciudadano hacia ella, justo en un país donde nadie acepta nunca una derrota, culpas de nuestra cultura política son y no de España. Mal está comenzando la Junta este proceso electoral -cuya primera prueba será en octubre-, si recién aprobada la Ley de Partidos, anda ya buscándole “bajaderos políticos”, y “lubricaciones jurídicas” a su artículo 47 que determina que los recursos para organizar las primarias de las organizaciones “SERÁN DEDUCIDOS, PREVIO ACUERDO CON LAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS, DEL APORTE ECONÓMICO QUE PROPORCIONA EL ESTADO A LOS PARTIDOS, INDEPENDIENTEMENTE DE LOS APORTES DE LA JUNTA CENTRAL ELECTORAL EN NATURALEZA Y LOGÍSTICA.”

CUIDEMOS EL ÁRBITRO.- Lo que mal comienza no puede terminar bien. La ley de Partidos deber ser aplicada, y si no fuera posible hacerlo, que el PLD y sus legisladores la modifiquen YA. Pero no se puede inaugurar una de las dos reglas fundamentales del juego electoral con una violación a sus artículos. ¡Atentos! Que no es una serie Licey – Águilas lo que se jugará en este país en febrero y mayo de 2020. En plan Clinton digamos: “ES EL PODER, ESTÚPIDO, ES EL PODER”.

 

 

 

A veces los pueblos pasan

EL DESTAPE ÉTICO. – A nadie le puede importar la democracia, más de lo que a la democracia le importa que sus hijos vivan en la incertidumbre del asalto, la posibilidad de la muerte y el liderazgo barrial del crimen organizado. Dicho esto, digamos entonces que la crítica al destape ético de nuestro sistema político incluye hasta a aquellos que le votan. No olvidemos que, en 2016, el 97% del 72% que votó, lo hizo a favor de los señores. Si para encontrarle sentido a vida no hay como enfermarse, para entender y no ser demasiado duro con nosotros mismos, -una herencia muy española- conviene revisar el pasado para presagiar el futuro y entender mejor el presente. Si vamos a hablar -exclusivamente- de las condiciones materiales de los pobres nacionales, debemos reconocer la ampliación y calidad de los servicios públicos (todavía deficientes) y el alcance de los programas sociales del Estado actual. El país y las condiciones materiales de los pobres nacionales nada tienen que ver con el mundo dominicano de 1996. Hablo de ampliación de la cobertura del seguro y los servicios de salud, la jornada escolar de tanda extendida, el apoyo a las mipymes, o la estabilidad macroeconómica que permite planificar para invertir; nuestro indiscutible liderazgo en el mundo turístico de la América morena. Ponga ahí al exitoso servicio 9-1-1, las estancias infantiles, el CAID, avances que hasta hace tres días eran a penas una dulce utopía. Lo de uno no es la mezquindad. Uno, como Aristóteles, es enllave de Platón, pero más enllave de la verdad.

EL PAÍS COMO UN MAR DE BANCAS. – Todo lo anterior explica, aunque parcialmente, las victorias del PLD; como también las explica ese pragmatismo de puta madre que ha llegado al exceso -es un ejemplo- de promover o por lo menos permitir que el país se haya convertido en un inmenso mar de colmadones bullosos, bancas de apuestas donde quiera, y puntos de droga por “pipá”. ¿Por qué ha ocurrido esto? Porque a mediano plazo, todo lo anterior genera un dinero que abastece a una economía popular sumergida que no está en las estadísticas oficiales, y que alimenta y dirige la vida de nuestros barrios. Mientras las clases populares pueden llenar la olla con el boroneo del trabajo honrado, o las migajas del otro trabajo que no lo es, el país seguirá en relativa paz y, posiblemente, volverá a ganar las elecciones el partido morado. Pero la vida social seguirá desparramándose, la familia será cada vez menos una familia. Asustados, cada vez seremos más desconfiados, no solo de los políticos sino de nosotros mismos y del vecino, y todo sin Dios ni Marx, es decir sin sueños ni utopía.

A LA PARTIDOCRACIA AND FRIENDS. A nadie le puede importar el país, la democracia, más de lo que al país y a la democracia les importa que sus hijos vivan en la incertidumbre del asalto, la posibilidad de la muerte y el liderazgo barrial del crimen organizado, ya dije. Por eso, nuestra partidocracia reinante toda, -más la plutocracia que ella ha ido creando con cada gobierno desde el 27F de 1844 hasta ayer- todos deben tomar en cuenta la advertencia de Mario Benedetti: Cuando, arrogante, alguien dice que para que ocurra tal o cual cosa “antes tendrán que pasar sobre mi cadáver, debería tener en cuenta que a veces pasan”, sí, a veces los pueblos pasan, sobre todo cuando una crisis económica y una situación de inseguridad impida a los ricos hacer sus buenos negocios y a los pobres recibir los beneficios sociales que hoy reciben, incluidos los de esa gran industria del crimen, el narco, y el lavado que lidera hoy nuestros barrios y campos.

 

 

EL PACTO DE LOS RENCORES II.

“A veces, olvidar lo malo también es tener memoria”. José Hernández. Martín Fierro.

LAS MATEMÁTICAS ELECTORALES. – Hasta este momento, y de acuerdo con los resultados de encuestas y sondeos, en el PLD ninguno de los pre-delfines del sector Medina -a pesar de los grandes esfuerzos y el duro trabajo realizado-, ha logrado conectar con los electores de manera que pueda convertirse en una opción válida para enfrentar con alguna posibilidad a expresidente Leonel Fernández. Por suerte, ya se acerca el 27F, y pronto llegará marzo, el mes de la gran decisión presidencial que, si bien ya fue tomada, quien diga conocerla miente. De todos modos, piensa uno que las matemáticas electorales deberían ser demasiado favorables al sector Medina para que este decidiera dar el paso final, marcado por los riesgos que podrían incluir hasta los tribunales de la República, pues hay que ser muy ingenuo para creer que el gobierno que desplace al PLD va a permitir, -justo en estos tiempos de “judicialización de la política”, en donde los nuevos generales son los abogados, fiscales, y jueces-, que sus principales líderes y el propio PLD haga su catarsis opositora para presentarse unificado y renovado en 2024. Aunque nada, no crea Ud. que el maco e’ peje.

DON LEONEL ANTONIO MEDINA Y CEDEÑO. – Nada es imposible, aunque hoy no sea probable. Sí. Pero lo cierto es que, una segunda modificación constitucional con el único propósito de habilitar una tercera candidatura del jefe de Estado pondría a prueba, no solo la unidad del PLD, sino la poca institucionalidad que le queda a un país donde la impunidad es una fiesta, y la arrabalización de sus calles una condena. En realidad, estamos ante el drama político de un país donde sólo una cosa (o vaina) funciona como partido político y, además, convertido ya en una implacable maquinaria electoral, pragmática como un bombero, y sin límites ni fronteras cuando de alcanzar o mantener el poder se trata. Pero el drama de los morados sigue ahí, porque a la hora de los hornos y los votos en ese partido solo tres dirigentes, -que el nombre de Leonel Antonio Medina y Cedeño resume, tienen verdadero apoyo electoral y todo lo demás está en veremos, aunque haya alguna esperanza con Andrés Navarro de un lado y con Abel Martínez del otro. Ironías de la vida, azares de la política y sus malos juegos: en el PLD, los que son queridos no pueden o no deben (ese es otro tema) y los que pueden no son queridos. Como escribo este Bulevar en el atardecer de un 14 de febrero, al pensar en el drama de los peledeístas ha sido imposible no recordar aquel OASIS, de Pedro Guerra: “CUANDO ME QUISIERON YO NO QUISE TANTO Y CUANDO HE QUERIDO NO SIEMPRE QUISIERON”.

TRES PREGUNTAS Y UN TANGO. – El hecho de que en el PLD ninguno de los aspirantes presidenciales del sector Medina haya logrado impactar en las preferencias de los electores, conduce indefectiblemente a las siguientes preguntas: ¿Será Andrés Navarro quien sí logrará conectar con los votantes para convertirse en el tácito elegido del presidente Medina? Y si tampoco lograra su cometido el actual ministro Navarro, ¿provocaría esto que, como única forma de evitar un triunfo de Leonel Fernández, Danilo Medina se lanzaría a la aventura de modificar la Constitución por segunda vez para hacer posible su segunda repostulación consecutiva? ¿U ocurrirá que Medina y Fernández -(convencidos por don Martín Fierro que hay ocasiones en que “olvidar lo malo también es tener memoria”, y sabiendo que su división es su derrota)- firmarán al fin  “El pacto de los rencores II”? (El primero fue el pacto de Bosch y Balaguer del que surgió el Frente Patriótico). Para serles sincero, como Jaime Sabines, “YO NO LO SÉ DE CIERTO, PERO SUPONGO” que se impondrá la inteligencia emocional y la salud mental de ambos. Mientras tanto, ruego a mi dilecto don Pepín Corripio apurar la entrega de la próxima encuesta Gallup HOY, a ver si ella va poniendo a cada uno en su lugar lo que aumentaría las posibilidades de la firma del Pacto de los rencores II. Y hablando de rencores, viene tango, Sam, tócalo otra vez: “LA ODIO POR EL DAÑO DE MI AMOR DESHECHO/, Y POR UNA DUDA QUE ME ESCARBA EL PECHO/. NO REPITAS NUNCA, LO QUE VOY A DECIRTE/: RENCOR, TENGO MIEDO DE QUE SEAS AMOR”. (Rencor. Luis César Amadori).

 

 

 

Bipolaridad gubernamental 

“Loco! Loco! Loco! Como un acróbata demente saltaré/ sobre el abismo de tu escote hasta sentir/ que enloquecí tu corazón de libertad. Ya vas a ver!” Balada para un loco. Horacio Ferrer.

JEKYLL Y MR. HYDE. –En su A. M de ayer, mi dilecto y muy admirado Adriano Miguel Tejada, sin miramientos ni disimulo me robó la idea de este bulevar “justo antes de que a mí se me ocurriera”. Tiene razón el ilustre e ilustrado mocano: El superior gobierno anda en plan Dr. Jekyll y el malvado señor Hyde, convertido en un paciente terminal de la bipolaridad más extrema. La asignación del 4% para la educación NO universitaria y, al mismo tiempo, la permisividad más absoluta para la proliferación sin orden ni fiscalización de bancas de apuestas legales o ilegales son un doloroso ejemplo de lo que digo, pero hay más. Los esfuerzos de INDOTEL -incluida su mesa de negociación de los actores del sector y sus celos por proteger a los usuarios de los servicios de telecomunicaciones, son el bueno del Dr. Jekyll, mientras el crecimiento geométrico de los puntos de drogas en los últimos 20 años son el malvado señor Hyde.

BANÍ COMO EJEMPLO. – A pesar de la jornada de tanda extendida, los nuevos planteles, o la mejoría en las condiciones laborales de los docentes, poco puede avanzar la educación de un país si al salir de su clase, el niño vuelve al barrio bajo el liderazgo, -no del maestro ni del cura-, sino del solidario señor don narcotraficante y sus puntos. Para qué servirían las clases de moral y cívica, la de valores de buen comportamiento social que se podrían enseñar a un niño en la escuela, si la jodida realidad del barrio va a desmentir todo lo que le puedan contar en el aula. En los últimos seis años -es un ejemplo-, en Baní se han construido más escuelas que en toda la historia del pueblo. Sin embargo, mientras los planteles escolares se multiplicaban como la verdolaga, el microtráfico de drogas hacia lo mismo y tomaba el control de los barrios pobres en casi absoluta complicidad de parte de las autoridades y una total impunidad para todos los delincuentes por acción o por omisión, y al senador Guerrero Dumé me remito que durante los últimos 12 años lo denunció -por lo menos- unas mil veces, pero a nadie le importaba. Y casi todos andábamos como los monos de Gibraltar “cerrando los ojos para no mirar”.

LA GRAVEDAD DE LA BIPOLARIDAD.- Así, el bueno del Dr. Jekyll gubernamental amplia la cobertura del Seguro Nacional de Salud hasta cifras impensables hace apenas 14 años, a través del Ministerio de Obras Públicas auxilia a un millón de dominicanos y sus vehículos en las carreteras, perfecciona las acciones de cristiana solidaridad de los programas del gabinete social de la Vicepresidencia y, de la mano de la primera dama, doña Candy, crea los centros de atención integral para la Discapacidad (CAID), y hasta esas caricias de Dios y la María que son las estancias infantiles. Pero al mismo tiempo, el mismo Jekyll convertido en el facineroso señor Hyde, nos va inundando calles, barrios, colmadones, galerías y marquesinas, de unas bancas de apuestas, (lotería, deportivas, hípicas) que, como los puntos de drogas, son socialmente dañinos y sólo se sabe que son muchos, pero nunca exactamente cuántos. Ambos, puntos de drogas y bancas de apuestas, lideran la vida social y económica de los barrios pobres y de muchos otros que no lo son tanto.

NO LLAMEN A KEYNES, LLAMEN A FREUD.– El señor Hyde de nuestro gobierno no está por la labor de organizar ni regular las bancas, para lo que siempre tiene un “vengo ahorita”. Tan poderosas e influyentes son las bancas de apuestas en el país, que ellas son él único “negocio” cuyos propietarios inciden directamente en las decisiones del Congreso Nacional, pues muchos dueños de esas bancas de apuestas son honorables legisladores, electos democrática, transparente y muy legalmente por los votantes dominicanos que ya serán algún día ciudadanos de una república. Aunque crezca como China y su macroeconomía sea mas estable que un matrimonio por dinero, pobre del país que tiene más puntos de drogas que hospitales, clínicas y estancias infantiles juntas, y más bancas de apuestas que escuelas. Al paso que va, con su pragmática bipolaridad -que tan buenos resultados electorales le ha dado-, a quienes tarde o temprano necesitará el gobierno no será a Jaques Attali, Paul Krugman ni a Piketty, (como era nuestro temor), sino al psiquiatra José Miguel Gómez, a Walter Riso y a Boris Cyrulnik. Con su permiso.

 

 

 

Y una M… que no es de martes

LA DEMOCRACIA HACE AGUAS. – Corren malos tiempos para la democracia mundial, para sus valores, sus actores y sus instituciones. Como decían los españoles en el posfranquismo, “contra la dictadura vivíamos mejor”, y todo porque, para entonces, -preso, pobre o perseguido-, al ciudadano de a pie una utopía le iluminaba el camino, le anunciaba un futuro mejor que presagiaban los versos que, hace ahora mil años, uno coreaba en los actos culturales del FEFLAS: “MAÑANA, HIJO MÍO, TODO SERÁ DISTINTO. NO SERÁN PROSTITUTAS LAS HIJAS DE LOS OBREROS”, y en ese plan. Pero pasaron los años, fracasaron los proyectos autoritarios de izquierda o derecha, y entonces ocurrió: el capitalismo y la democracia liberal -en la arrogancia de saberse vencedores absolutos-, también comenzaron a fallar, y cual PLD mundial, comenzaron a alocarse full, a morir de éxitos; y lo que debió ser un capitalismo de rostro humano se convirtió en un capitalismo salvaje, y apareció arrogante el neoliberalismo y sus garras para privatizarlo todo, y no regular casi nada. Y llegaron las crisis (la financiera de Estados Unidos fue asunto de NO regulación), las inmobiliarias de las Españas, y también la crisis existencial del ser y sus demonios. Hoy vemos como, de acuerdo con un análisis publicado por la revista científica BRITISH MEDIAL JOURNAL, entre 1990 y 2016 los casos de suicidios en todo el mundo aumentaron un 6.7%. Sólo en 2016 hubo 817.000 casos. (Es errr demonio, hermano Cristhian).

“LA SOCIEDAD DEL CANSANCIO”.-En el ámbito local, si dejamos de lado nuestras preferencias y no confundimos nuestras opiniones con la realidad, deberemos admitir que las grandes mayorías nacionales nunca habían sido materialmente menos pobres que lo que son hoy, ni habían recibido servicios sociales como han recibido en las últimas décadas; sin embargo, la mejoría material sólo remite al poema de Borges: “YA SE HAN OSCURECIDO LOS QUE MIRAN POR LAS VENTANAS, PERO LA SOMBRA NO HA TRAÍDO LA PAZ”. No. Los bienes materiales no han traído la paz sino la guerra, y no me refiero a la guerra de los ejércitos dando golpes de Estado o la de abogados que razonan en inglés, (judicializando procesos políticos para lograr en los tribunales y las Asambleas Nacionales lo que no se consiguió en las urnas), sino a la guerra de los demonios personales de cada uno. Como explica el pensador surcoreano, Byung- Chul Han en LA SOCIEDAD DEL CANSANCIO, la peste del siglo XXI no será provocada por las bacterias del siglo XIX, de las que los antibióticos nos salvaron, o los virus del siglo XX que la técnica inmunológica ha ido superando, sino por lo neuronal, lo cerebral que tiene en la depresión su más difundida y demoníaca expresión. Por supuesto que esa guerra interna de cada cual no significa que hoy no se libre en nuestras calles la guerra terrible y perdida de la inseguridad ciudadana, de la vulnerabilidad y orfandad de los ciudadanos frente a la delincuencia.

LLANTOS DE LA PAOLA MAYOR. Lo cierto es que, ante el llanto de impotencia y miedo de una hija, a un padre le importa un carajo el crecimiento del PIB o la jornada escolar de tanda extendida, que se construyan o reconstruyan, se equipen o “desenquipen”los hospitales, que arranque Punta Catalina y disminuyan o no los apagones, que se establezca ya el sistema de atención primaria de salud o que, constituida la infraestructura física imprescindible, mejore la calidad de la educación en los próximos años. No. No. Nada de eso importa y poco vale, si es cierta la angustiosa posibilidad de que cualquier tarde a un padre le llame (ahogada en el llanto de su miedo) una de sus Paola, (la mayor, la McKinney TORRES), porque un joven en un motor sin placa, la encañonó, joder, le puso una pistola en la cabeza para robarle un celular. Sí, un celular, un celular…. Y una M, que no es de martes, ay, que no es de martes.

PRUEBAS DE ALÁ: Joder, Eduardo Jorge Prats, claro que tienes razón, los derechos, la institucionalidad, la civilización para evitar la barbarie, sí, pero, oooñó, ¡Qué prueba de Alá, esto de creer en el respeto a los derechos humanos cuando una hija llora y a esta hora pudo estar muerta de un disparo!

 

 

Demoliendo “puntos”: El museo nacional del absurdo.

LA POLICÍA VENDE EL MUEBLE.- Por humorístico que pueda parecer, el hecho no deja de ser trágico. Ocurrió en Baní, donde las autoridades “en un momento de suprema lucidez”,descubrieron el helado en palito, averiguaron que primero fue el huevo que la gallina e incluso confirmaron científicamente por dónde c…. es que le entra el agua al coco. Es cierto. Parece un chiste malo, pero sus resultados de sangre y descomposición social no son cosa de risa. En Baní, la decisión oficial de combatir el microtráfico de drogas demoliendo los puntos de venta, o sea, las casas donde se ofrece “el producto”, es una muestra más del surrealista museo del absurdo en que, de a poco, se va convirtiendo el país, institucionalmente. Si no fuera por el drama humano que todo esto encierra, uno les contaría lo que ayer me recordaba alguien en el bar de las dudas. Cuentan que los amigos del barrio de un buen señor le informaron que su esposa le era infiel en el mueble de la sala de su casa. El señor escuchó indignado la información y salió raudo hacia su hogar. Regresó una hora después mucho más calmado y, satisfecho, informó a sus amigos lo siguiente: “YA SOLUCIONÉ EL PROBLEMA: VENDÍ EL MUEBLE”. El narcotráfico y el manto de sangre y descomposición social que él supone es lo que hace imprudente este chiste. Pero alguien que entienda un poco de comunicación estratégica o por lo menos de lógica elemental debería aconsejar a los señores.

“¿DEMOLIENDO PUNTOS?”.- Y mientras todo esto ocurre y la nación es un gran circo de mentiras, de nuevos ricos lavadores y de dignísimos y honorables nietísimos de ladrones de gobiernos de hace mil años, en Baní están demoliendo casas para “destruir”los puntos de drogas; el hermano de Buche, orgulloso, defiende la calidad del producto que se vende en los puntos de su hermano (los mejores), y en Estebanía, Azua, un expequeño distribuidor de drogas conocido como “El Músico”, expresa su ciudadana queja porque en esa ciudad ya no es rentable dedicarse a la venta de drogas por culpa del alto peaje que, siempre según el señor Don Músico, se debe pagar a miembros de la Policía Nacional, razón por la que ahora se dedica a la agricultura. Por cierto, ni en el PLD ni el PRD tienen necesidad de entrar al mundo de la agricultura, pero sí deben ponderar mejor los consejos que, sobre su alianza electoral les viene ofreciendo desde hace tiempo y canciones al Dr. Joaquín Ramón Martínez Sabina, y ya me explico.

UN CONSEJO NO PEDIDO.- La alianza del PLD con el PRD remite a los versos del Dr. Martínez Sabina en una sus teoréticas divagaciones: “CAMINITO AL HOSTAL NOS BESAMOS EN CADA FAROLA/, ERA UN PUEBLO CON MAR/, YO QUERÍA DORMIR CONTIGO/ Y TÚ NO QUERÍAS DORMIR SOLA”. Y es que en el próximo torneo electoral el PRD no puede darse el lujo de “dormir solo”, sin correr el riesgo de perder su personería jurídica, lo que aceleraría su proceso de casi desaparición. Además, con esta alianza no lo habrá perdido todo, pues es de suponer que algunas caricias presupuestarias seguirán llegando. Por su parte, bien saben los morados que en política “se barre para adentro”, que grano a grano “se llena la gallina el buche”. En todo el PRD/M sólo el Dr. Peña Gómez tenía esto bien claro y por eso fue gobierno ese partido en 1978 y en 2000. (Hagan memoria y agradezcan al político dominicano más reconocido en el mudo, muy señores blancos o azulados).

PASAR DE IGLESIAS A SABINA.-En febrero y en mayo 2020, para el PLD será de crucial importancia electoral ese 4, 5 o 6% por ciento de los votos que el partido blanco podría aportar a su candidato. Miguel Vargas y Danilo Medina, -todavía cautivos y musicalmente estancandos en las canciones de Julio Iglesias, Los Panchos o la Mouskouri, deberían actualizarse y ser fanáticos del genio de Úbeda, el Dr. Martínez Sabina, Joaquín Ramón, aunque solo sea por agradecimiento. Y es que, según mis fuentes, es a Vargas y a Medina (y a sus respectivos partidos) a quien le canta Joaquín cuando recuerda que, en alguna noche, en aquella ciudad de mil historia y todas las farolas, “YO QUERÍA DORMIR CONTIGO Y TÚ NO QUERÍAS DORMIR SOLA”. Felices sueños electorales a blancos y a morados, y que en la próxima ocasión haya mayor respeto de parte de Vargas y de Medina ( y todos sus seguidores) hacia el Dr. de las noches perdidas y las vidas ganadas: “ME ECHARON DE LOS BARES QUE USABA DE OFICINA/ Y UNA VENUS LATINA ME DIO LA EXTREMAUNCIÓN, PERO LO NIEGO TODO,  AQUELLOS POLVOS Y ESTOS LODOS. LO NIEGO TODO”.

Demorado réquiem entre Silvio y Bosch

“Si uno fuera a llorar cuanto termina/ no alcanzara las lágrimas a tanto/. Nuestras horas de amor, casi divinas,/ es mejor despedirlas con un canto”.  RÉQUIEM.Silvio Rodríguez.

HAGAN MEMORIA. –Después del miércoles 20 de enero, ya nada sería igual en el PLD. La segunda parte de la novela “La Venganza”,protagonizada por Quirino Ernesto Paulino, ha arrasado los ratings nacionales de redes, plataformas digitales y canales de televisión, y amenaza con arruinar la esperanza de un posible entendimiento entre las dos partes en que se ha partido el PLD.Ya no es solo cosa de que “nunca segundas partes fueron buenas”sino de que, estas pueden llegar a ser funestas. Hagamos memoria: Hubo una acusación frontal. Sonaron las alarmas. En Bella Vistao Juan Doliola OTANo el Pacto de Varsoviase miraron mal. Cierta o falsa, la denuncia era una hecatombe y no de esperanza, un terrible derrumbe que, a diferencia de aquel de Benedetti,no podía ser previsto, y de hecho no lo fue. La aparición de la segunda parte de la novela que superó la teleaudiencia de “Renzo El Gitano, La Mujer de aquella noche”y de “Doña Bella”juntas, unas sesenta horas después de la lectura de la denuncia de los seguidores de Fernández,y, replicada para su amplificación cuasi perfecta por el adversario político por excelencia del afectado, el expresidente Hipólito Mejía, cambia casi todo en el PLD, su presente y sobre todo su futuro.

LAS PREGUNTAS. –Alguien dijo una vez que, al final, todos los partidos políticos mueren por haberse tragado sus propias mentiras. Como es verdad que, de seguir con sus malos juegos, el PLD va camino a una guerra fratricida que podría significar su salida del poder.  El voto duro del PLD es muy duro, pero partido en dos no lo será tanto. No sabe uno cuál es el límite del cinismo que puede practicar un político y puede tolerar un electorado. ¿Podrá el PLDdividido mantener el poder? ¿Qué puede significar una segunda modificación constitucional con el único argumento de que el PLD “necesita” llevar a las elecciones a su mejor candidato? ¿Qué tiene que ocurrir en esa organización para que Leonel Fernándezpierda unas primarias abiertas frente al delfín finalmente ungido por Medina? ¿Es posible una victoria electoral de Leonelsin el apoyo de Danilo? Mucho me temo que las matemáticas electorales podrían no salirles a los morados. La estabilidad macroeconómica de Valdez Albizu, las políticas sociales Margaritao la Jornada escolar de tanda extendida de Navarro, son grandes avances, sí, pero no dan para tanto.

NI SILVIO NI MOZART. –  El problema del PLD-como el de aquel PRD de los ochentas- es que, al acumular tanto poder dentro de los poderes del Estado, sus asuntos internos se convierten en asuntos nacionales. Tanto es así que, hoy el PLD es al mismo tiempo partido de gobierno y líder de la oposición, y si no lo frena Juan Boschdesde su tumba, es capaz de matarse para, ya en la funeraria, ser -además- el muerto. Pido perdón. Este bulevar parece un réquiem y no el de Mozart. Ni siquiera el de Silvio Rodríguezcuyas letras comparto aquí, sino el de un partido al que de tanto gobernar y ganar siempre le han entrado unas ganas terribles de morirse… y llega el invierno, fríos de Valle Nuevo, ay,en un enero para la historia. Entonces, tócala otra vez, Sam, tócala otra vez: “Si uno fuera a llorar cuanto termina/ no alcanzara las lágrimas a tanto/. Nuestras horas de amor, casi divinas,/ es mejor despedirlas con un canto”. RÉQUIEM. Silvio Rodríguez.