Página 2 de 91

“Con el alma en una nube…”

“Hoy, rigurosamente hoy/, ha nacido un nuevo muerto”.

 Con diciembre llega la Navidad, y con ella una nostalgia que la partida de Patxi Andión ha venido a recrudecer. Hablo ahora de un cantaautor que es ya parte fundamental de la banda sonora de la vida de una generación a la que le ha tocado romper la cadena de la esperanza, porque apesar de los grandes avances económicos de estas décadas, corre el riesgo de entregar a sus hijos un país/planeta que, de tan pobre, solo tiene para exhibir bienes materiales que, sin amores, son males.

“Hay que ver como era,
era la mar tu calle
y tu olor el aire,
tu portal mi puerto
y yo tu navegante”.

Hecha pedazos la familia tradicional y constituida otra, poblada de ausencias paternas por culpa de la pobreza, del trabajo o los divorcios, ahora sí que somos pobres… descreídos y desconfiados. Sí. Llega la nostalgia, y ya es imposible el acto de creer, lo que viene a ser una hecatombe de antifé, porque el hombre puede descreer de políticos y empresarios, de las princesas del capital y sus crueldades, ay, del diálogo eclesiástico o la conversación atea; de la derecha, de la izquierda y hasta de los mancos, Pero ese descreimiento -que ronda el cinismo- no debería llegar hasta la Puerta del Conde, hasta la Patria, quiero decir.

“Tuvo tu casa vocación de hogar 
y tu mayor victoria fue saber
 
que siempre fuistes algo que olvidar
 
de cualquier hombre y en cada café”.

Así como todo hombre necesita creer en algo para tenerse en pie, así, las patrias necesitan de la fe de sus hijos para seguir existiendo, ay, que nuestro patio nacional, oiga Usted, se está quedando sin utópicos locos que crean convencidos que “mañana, hijo mío, todo será a distinto”.

No fuiste una, fuiste LA MUJER 
que bautizó mi nuevo amanecer 
me diste agua, me hiciste café 
Yo no recuerdo ya ni si te pagué”.

Las miserias humanas y el irrespeto nos están ganando la partida hasta en unas redes que salvan o matan a una sociedad, pero nunca son inocentes. Y así vamos, negados a entender que el país puede sobrevivir sin partidos, sin políticos, ya dije, sin “la Embajada” y sin el CONEP; puede sobrevivir, incluso -¡y eso es mucho decir!-  a la ausencia de su mar y a la luz de su mirada en fuego que ya no es. Pero no perdurará si sus ciudadanos no son capaces lograr que sus hijos crean en la esperanza de que existe la posibilidad de que algún día llegará aquí el futuro y se instalará en el parque Independencia, la civilización, la decencia, y el respeto al otro que somos nosotros mismos. Perdón por la nostalgia, es que Patxi Andión ha muerto. “Con el alma en una nube y el cuerpo como un lamento”.

 

 

 

Una partera en la O&M

stk25212nwl

La actual situación del PLD es muy similar a la de 1996, cuando los balagueristas, con tal de evitar el triunfo del Dr. Peña Gómez, se dedicaron a entrenar a los morados en las malas artes de la lucha electoral, que incluía mostrarles las verdaderas características éticas de gran parte de los votantes nacionales. Hablamos del Frente Patriótico. Haga memoria y calle.

Todo esto se agrava porque el PLD y el nuevo partido LFP son cuñas del mismo palo. LFP es el PLD de 1973, pero sin Bosch, que es mucho decir; y el PLD es el PRD de esos años… pero sin Peña Gómez, que es demasiado, y además, con el desgaste de 20 años de gobierno.

La información es poder y por el poder siempre se ha matado en la historia, literal o moralmente, pero se ha matado. Entonces, ocupen su localidad, que la guerra negativa y su hermana puta y plebe, la guerra sucia, ha llegado. “Yo los perdono a todos”. Sigan haciendo memoria, en lo que localizo a Quirino. Voy a llamar a Hipólito que le visitó y debe tener el location.

Es en esta parte donde, en un acto de Franqueza -como el bolero-, uno se pregunta: ¿Qué le falta por saber de Real Politik, de comunicación coprológica y otras nauseas a todos los que en las últimas cuatro elecciones presidenciales han sido o fueron miembros de los comités de estrategia electoral del PLD?  Tápese la nariz, Tito, que así se compone el son. Pero hay más: ¿Qué nos podrá decir, por ejemplo, un ex secretario de finanzas del partido morado sobre cómo se recaudan fondos, con cuáles niveles de compromisos?   ¿Es cierto o falso que en las campañas electorales no hay donantes sino inversionistas que con su inversión buscan crear un puente de acceso al Presupuesto Nacional, a las contratas, los puestos claves, a los cariños, los cobros, en fin, al poder y sus mieles y felaciones de ensueño?

El gran problema de los dos PLD de ahora es que, si algo conocen bien sus dirigentes es la manera de dañar al otro, el lugar exacto de la alfombra que guarda los cadáveres éticos del pasado, esa inexplicable segunda dacha en el campo y la tercera en Miami o cualquier parte. Hagan memoria. Y sigan haciendo silencio.

No sabe uno cómo se hará Alicia Ortega y su periodismo de investigación con los tantos expedientes de supuesta corrupción que le irán llegando, pues ambos grupos (PLD-FLP) conocen el camino que conduce a las cloacas de la financiación electoral, que en nuestro sistema político existe y se viene perfeccionando desde Buenaventura o don Gregorio, sin dejar de mencionar a Lilís hasta llegar a Elito. Con los años y los gobiernos, cambian los montos y la discreción, se agrava la exhibición fantoche de pruebas, pero en este país en diciembre nunca ha faltado la Noche Buena. Mientras no tenga un mandito, no conoces a Mundito.

¿Por qué esta exhibición gratuita de rencores que sólo conduce al suicidio?  Pues, porque los dos PLD -moraítos de resentimiento y empecinados en  “pastorear sus rencores”-, tienen hoy un solo y común objetivo, ya dije: evitar el triunfo del otro a cualquier precio, incluido -como ha ocurrido- cortar la criatura por la mitad, aunque ambos queden huérfanos de hijo.

Y todo esto sin tomar en cuenta que la Embajada y los fácticos poderes del país, -más parte de una clase media en mediática rebeldía-, están enterados de que en la Universidad O&M hay una partera dispuesta a criar con cariño al muchacho.

¡Joder! ¡Y con lo buena madre que son esas Arbaje! Con su permiso.

 

 

LA BACHATA: El tango nacional

hqdefault

Ahora que, gracias a los esfuerzos de nuestro ministro de cultura de ultramar y embajador ante la UNESCO, José Antonio Rodríguez, la bachata ha sido declarada patrimonio intangible de la humanidad es un buen momento para recordar sus orígenes, ligados siempre a una ausencia.

Qué lástima me da
aún corre por mis venas
la llama de pasión que me dejaste
… pero tú eres ajena”.

Frank Reyes. 

Bien me lo dijo Vianco Martínez, hace ahora mil años, en El Bomba: “el problema de la bachata es que en ella la mujer se fue o no ha llegado, pero el caso es que nunca está”. Del dolor de una ausencia nació la bachata. Dolor por un exilio desde nuestros campos hacía los barios de nuestras ciudades y, claro, siempre una mujer y un olvido.

galeria

Hablo de una bachata ante la cual se ha rendido el mundo, con Romeo como estandarte, y ese Juan Luis Guerra que en los años 90 le mostró a Europa que la poesía podía llegar también de la mano de un ritmo dominicano.  Años atrás, José Manuel Calderón, el padre fundador, se lo había confirmado al país con un lamento, musical y literario, cuando a una dama de ojos claros y oscuro corazón le rogó: “Amor, sálvame ahora, no permitas que muera de sufrimiento”

“Lacrimosa
ni un pañuelo me has dejado
para secar el pasado
de besos mojados
que hoy suda mi piel
quiero beberme tu boca
besarte, mujer”.

Juan Luis Guerra. 

Luego de Calderón surgiría Radio Guarachita y con ella sus protagonistas, tíos fundadores de la cosa, como Luis Segura, que con “Pena” abriría la puerta del ritmo a una clase media que luego iría los jueves -discretamente- a aquella discoteca de San Cristóbal que dedicaba ese día a la bachata. Hagan memoria. (Cualquier tiempo pasado… fue tu amor).

“Tropecé ayer
con tu cariño
“casi me tuve al quedar”
es verdad”.

Luis Días 

La época “Rosa” de Juan Luis Guerra llegaría junto con Víctor Víctor, una mesita de noche, y su insuperable CD: “Bachata entre amigos”, que vistió de esmoquin a la bachata con las canciones de la santísima trinidad de la canción iberoamericana de autor, o sea, Serrat, Sabina y Silvio, entre otros. Luego llegaría el reinado de Anthony Santos que aún permanece, sólo opacado por el triunfo mundial de Romeo, que para colmo es un muchacho agradecido, y por eso acaba de recorrer medio país con su Utopía, como ha recorrido Occidente mostrándole la expresión más auténtica del país que somos.

bachata-entre-amigos-5l

Siempre ocurre igual, cuando a los dominicanos nos falla la política, siempre aparecen Las reinas del Caribe, los Tigres del Licey o una bendita bachata para salvarnos,  “sálvame pronto, amor, de este tormento. (…) no permitas que muera de sufrimiento”. JMC

 

 

Debates políticos

images

Y entonces, cuando andaba medio país decepcionado de la política y los partidos, aparece un David renunciante, rompiendo paradigmas, subiendo el listón de las aspiraciones y modernizando con su ejemplo la definición de eso de “ser político”.

Y es que no todos los días un funcionario rechaza continuar en el cargo que con suma facilidad iba a mantener, después de haber presentado las mejores credenciales que inauguró al solicitar al PNUD que se encargara de transparentar las compras y los contratos del cabildo que, junto con lo de la recogida de la basura, han sido las tradicionales fuentes de corrupción en los cabildos del país.

La renuncia de David Collado a repostularse es un bien en cascada, pues abre las puertas a la joven y dama, Carolina Mejía, piquito de oro, combativa pero educada, que no va a rehuir debatir sus propuestas con el otro joven político y su natural adversario, Domingo Contreras, quien desde hace años se prepara para el combate con argumentos, que es el único remedio contra los insultos que, como se sabe, sólo surgen cuando se han perdido las ideas o, lo que es peor, cuando nunca se han tenido.

El debate entre Carolina y Domingo lo anuncia uno sin consultarlos, convencido de que no me harán quedar mal.

Lo mismo digo del amigo Rafael Paz y la sobrina Faride Raful, dueños de discursos inteligentes y modernos, y con propuestas para todos los gustos. Hagan sus apuestas.

Si los señores candidatos presidenciales, Fernández, Gonzalo o Abinader por sentirse superiores o por temor al adversario; por carecer de ideas o por incapacidad para exponerlas, (o por todas las anteriores) se niegan a debatir… pues allá ellos.

Pero deberían saber que estos jóvenes políticos les harán quedar muy mal ante los votantes que, puede que hasta se lo tomen en cuenta a la hora del sufragio que, al fin, mirando como anda el mundo, desde Hong Kong a París pasando por Chile, ya, hasta el futuro de tan viejo fue ayer.

Cada día será más difícil para los candidatos rehuir el debate.  ¡Y qué bueno! Hablo de unos debates que debemos impulsar hasta convertirlos en parte de nuestra cultura política.

Al fin, no debería representar a nadie en nada quien no es capaz de algo tan elemental como enfrentar/confrontar sus ideas y propuestas con las de sus adversarios.

Déjà vú

deja-vu-1-640x480

Por falta de advertencias no será. La división del PLD es una incitación a la victoria del PRM. No solo porque a diferencia de 2016, Luis Abinader es ya el bateador designado para enfrentar al PLD, sino también por las nuevas compañías que la división del PLD ha traído al PRM, las cuales podrían ser determinantes en la lucha por la presidencia de la República.

La llegada del profesor Leonel Fernández y su nuevo partido a la oposición al PLD, es para el PRM como si el Pedro Martínez de 1999, -su mejor año-, anunciara que a partir de enero lanzará por los Tigres del Licey. Eso lo cambia todo. Pero hay más. Recuerden que estamos hablando de una oposición que desde 2004 “frena en el aro” y ha tenido 15 años y tres elecciones presidenciales (más los consejos de La Embajada y sus amigos de última instancia, civiles sociedades y otros versos, para convencerse de que, así como en el PLD con la división habrá algún tipo de derrota (legislativa/presidencial/municipal); sin unidad, en la oposición no habrá victoria, y a la transición española y a la chilena, y al Frente Patriótico me remito que, al fin, la política siempre ha hecho extraños compañeros de cama que “ni se importan ni se estorban, se soportan amistosos, más no son una canción”, que recuerdo ahora que cantaba Patxi Andión hace mil años.

Además, “tomando en cuenta los últimos sucesos”, no en la poesía de Silvio Rodríguez sino en la política y sus campañas, uno debe preguntar: ¿existe una sola marrulla, un solo chanchullo, trapisonda o perversión electoral, de las padecidas por el profesor Fernández en las primarias de la organización morada, que su sector peledeísta de entonces no haya apoyado, patrocinado y/o ejecutado en anteriores eventos electorales internos o externos? ¿O acaso, los malos juegos denunciados por Fernández los aprendió el PLD con los primeros soles del pasado 6 octubre de este 2019? Entre bomberos, no es sabios pisarse las mangueras. Los bomberos morados las quemaron todas. Por eso arde y no París,

Fuera Leonel del PLD, lo de hoy es un Déjà vú de la campaña electoral de 1996, donde las huestes balagueristas -que ahora representarían las de Fernández-, con tal de evitar el triunfo del doctor Peña Gómez (que sería hoy Danilo Medina), se aliaron al partido morado, y entrenaron -con una eficiencia que podría envidiar  el taller de la Delta o los seminarios de Barna- a los entonces pariguayos peledeístas, (que serían hoy los más jóvenes del PRM) sobre las malas artes de la lucha electoral, y les mostraron la Real Politik, la verdadera cara ética de gran parte del mercado electoral dominicano que tampoco es tan inocente como muchos, -anclados en la guerra fría-, predican, y a la composición del actual Congreso Nacional, ganado voto a voto cada curul me remito.En fin, “si el pueblo quiere lucha, que luche Jack Veneno”.

Así andan las cosas en una fauna política tan beisbolera, que bien vale la pena concluir este bulevar recordando con Yogi Berra que el partido “no se acaba hasta que se termina”. No sé si me explico. Con su permiso.

 

 

El Ministerio de Medio Ambiente no existe

Cuando no son las arenas, son sus árboles.

El caso es que, a pasito lento, las Dunas de Baní son constantemente violadas, destruidas por unas bandas de delincuentes.

He preguntado en Palacio Nacional, y José Ramón Peralta me confirma que sí, que existe un ministerio de medio ambiente, lo que aumenta mi indignación pues cómo puede existir lo que no justifica su existencia, por lo menos en Baní.

Ve qué vaina.

No. En el país no hay ni medio ni ministerio entero de ambiente ninguno.

Alguien me comenta que existe en Baní autoridades y tampoco me lo creo.

Tendré que detenerme el sábado en la esquina de la barra de Kelvin para que mis compueblanos me lo reconfirmen.

Y pensándolo bien, qué carajo le pasa al gobierno con las pobrezas, el silencio de un colmadón bulloso, y hasta con las riquezas de Baní, las Dunas, por decir, la bahía de Palmar de Ocoa, Salinas, por sufrir.

¿Es un cuartel policial lo que hay a la entrada del pueblo?

El Estado Dominicano, incapaz de cumplir y hacer cumplir las leyes, incluso en las calles, ahora tampoco es capaz de proteger el templo de la naturaleza que un decreto designa como área protegida, un pedazo tan desprotegido.

Gustavo Montalvo me dice que sí que revise el organigrama del Estado, que el Ministerio de Medio Ambiente existe. Revisó, y sí, tiene razón. Ahí, en la Mac lo veo. Lo mismo me asegura Carlitos Pared Perez. Flavio Dario incluso me envía el location de la sede, pero no, mientras el Ministerio este no sea capaz de hacer algo tan elemental como proteger las Dunas de Baní y la bahía de Palmar de Ocoa, las Salinas y el azul, el ministerio de Medio Ambiente no existe.

 

 

¡País aplazado!

Habrá que revisar los anaqueles de la historia, sacar a pasear todas las mezquindades acumuladas, saludar a Lucifer si nos visita. Algo habrá que hacer, pero cuanto antes hay que determinar el jodido momento en el ser nacional perdió el camino, la cordura.

Quizás fue cosa de esa generación de hombres que el trujillismo frustró o asesinó.  O tal vez se debió a que nos mataron los mejores en aquellos doce años de heroico pero funesto recuerdo.

Funcionarios y especialistas se refieren al drama social que los feminicidios representan, -con sus casi mil huérfanos como gris resultado-, pero para servir a las mujeres de todo el país, su Ministerio apenas dispone de tres “casas de acogida” para mujeres maltratadas. La fiscalía de la provincia Santo Domingo recibe algo menos de millón y medio de pesos mensuales (…) En la fiscalía de Santiago hay un solo psicólogo para todo el municipio. (…)

Con tantas absurdidades repetidas, no es extraño el aumento de la violencia, la nostalgia autoritaria que recorre una sociedad atrapada en la anarquía, la impunidad, en la ineficiencia y la incitación a la delincuencia y lo mal hecho, ay, que ser honesto no debería salir tan caro y ser ladrón no debería valer la pena, parafraseando a mi dilecto Sor Joaquín Cardenal Sabina. No será país por mucho tiempo, o por lo menos no será un país en paz, aquel donde ser honrado sea sinónimo de ser pendejo, con club y todo.

Somos líderes negativos de América Latina en horas diarias de clases en las escuelas públicas, pero la Asociación Dominicana de Profesores es autorizada por el ministerio de la cosa a perder tres días de docencia “para elegir sus representantes”, como si los docentes no pudieran votar en domingo.

¿En qué momento nos convencimos los dominicanos de que, como si algún amor inmerecido fuera, a nosotros la civilización nos queda grande?

 ¿Cuándo tomamos la decisión de llamar a un Trujillo, aburridos de esperar en cualquier semáforo irrespetado y caótico?

La madrugada está más oscura porque va a amanecer, sí, pero ¡qué noche tan larga!

PD: Aunque pensándolo bien, más largo ha sido el tiempo transcurrido y lo que él refleja, pues este bulevar, de tan dolorosa y doliente actualidad, fue escrito el 10 de octubre de 2012. ¡Hace 7 años, un mes y 16 días! ¡País aplazado que somos!